Permite que otros revisen tu obra

Muchos escritores principiantes pueden considerarse un poco temerosos al momento de enseñar su obra al mundo. Bien sea por la presencia de malas críticas, exposición en cuanto a errores de escritura o simplemente por no sentirse preparados para ser leídos.

Lo cierto es que no todo puede verse con un ojo desalentador. Permitir que otros revisen su obra puede ser el punto crucial para hacer de esta un gran texto literario. Pues hay individuos que no necesariamente aportan críticas negativas, son más del estilo constructivas.

Permitir que otros revisen su obra es el paso para mejorar su texto en muchos aspectos. Lo importante es dejar el miedo a un lado y ser receptivo ante las observaciones que otros puedan tener cuando visualicen dicho escrito.

Puede que al principio tenga jueces un poco rudos, pero en el proceso de aprendizaje es mejor atravesar por el agua turbia para llegar al punto de flotar por las aguas mansas. Se preguntará ¿cuáles son los beneficios de permitir que otros revisen tu obra? 

 Para aclarar un poco sus dudas y reducir un poco más los miedos, a continuación podrá disponer de algunos beneficios que se producen al momento de permitir que otros revisen su obra. También para conocer un poco más la temática y el proceso que se ha de ejecutar.

  

Beneficos de permitirle a otros revisar tu obra:

Aporte de nuevas ideas: cuando se expone un texto ante otras perspectivas, puede ser crucial para aportar nuevas ideas que hagan exaltar su texto. Dando buenas ideas y confeccionándolo a tal punto de convertirlo en una obra maestra.

Correcciones extra: hay errores que se suelen pasar por alto, por lo que es bueno que unos ojos extras revisen todo lo referido a la estructura gramatical, la sintaxis y semántica del texto que evite todo tipo de redundancia o incoherencia.

Apoyo y motivación: ser escritor es atravesar por algunas cosas fuertes y poco alentadoras. Si permite que otros revisen su obra, puede gustarle y podrán motivarle a superarse y mejorar cada día para alcanzar su sueño como escritor.

Tener críticas buenas y malas: si expone su obra a otros, podrá tener críticas tanto buenas como malas. Así perderá un poco más el miedo de atravesar por jueces imparciales que puedan llegar a desmotivarle. Que mejor forma para practicar que esta.

 

No se sienta inseguro en permitir que otros revisen su obra. Es una buena manera de eliminar los miedos y concentrarse en mejorar cada día más. Ser escritor es una tarea difícil, pero nada que no pueda obtenerse con talento y creatividad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.