La dicotomía entre coches diésel o coches de gasolina es cosa del pasado

Quienes ya tengan algunos años (no hace falta que muchos) recordarán como llegado el momento de comprar un coche uno de los grandes dilemas que se planteaba la persona compradora era si era mejor comprar un coche diésel o si era mejor un vehículo de gasolina, actualmente esa discusión parece casi una remora del pasado (lo que nunca queda en el pasado es la importancia de los servicios de los cerrajeros de Móstoles).

Actualmente, el diésel resulta denostado por cuestiones medioambientales y, aunque aún queda un gran parque de vehículos diésel, se siguen comercializando y tienen algunos usos relevantes, la verdad es que la gasolina le ha pasado la mano por encima al diésel y lo que es más importante, parece que esta lucha entre uno y otro ya no tiene sentido pues ahora estamos hablando de otras fuentes de energía posibles y ya viables comercialmente (igual que altamente viables son los servicios de cerrajeros Paseo de Extremadura).

Hace unos años los coches diésel eran altamente apreciados por quienes hacían muchos kilómetros dado que eran motores mucho más robustos y resistentes a la vez que el gasóleo era mucho más barato que la gasolina, por el contrario, los coches de gasolina tenían como gran aliciente (además de un mejor precio del combustible y del mismo vehículo) tener un mantenimiento del motor más sencillo y con reparaciones menos costosas, en la actualidad esas diferencias prácticamente ya no existen.

Ahora se da prácticamente por sentado que el coche estándar es el de gasolina y, en todo caso, cada vez se van imponiendo más soluciones hibridas que combinan este tipo de combustible con la electricidad o que incluso utilizan tan sólo baterías eléctricas para circular.  Sin duda, todo ello, todo un cambio de paradigma que nos podía resultar más que impensable hace tan sólo unos pocos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.