Consejos para cambiar una rueda

Cuando vas en tu coche, existen factores que no puedes controlar por más que quieras, y un pinchazo en un neumático es uno de ellos. Para todo lo demás, puedes buscar un taller en el directorio de https://www.autingo.es/, porque encontrarás talleres garantizados que te darán siempre los mejores servicios.

Sin embargo, cuando se pincha una rueda estarás tú solo para hacer el cambio y no será fácil llevar tu coche a un taller. Por esto te preparé este post, con el cual podrás aprender a cambiar un neumático rápidamente y que puedas continuar con tu camino.

Pasos para hacer el cambio de un neumático

En todos los casos, debes seguir un procedimiento bastante sencillo que te permitirá cambiar una rueda rápidamente. Los pasos a seguir serán:

Estaciona el coche bien

Debes asegurarte de que tu coche está estacionado en un lugar plano y con el freno de mano colocado para evitar accidentes. Además, debes colocar elementos de seguridad como pueden ser un triángulo, las luces de emergencia y un chaleco reflectivo para que los otros conductores puedan verte.

Una vez que estés listo, será el momento de ir por las herramientas para comenzar con el proceso de cambio de la rueda.

Baja el neumático pinchado

En todos los casos, es indispensable que bajes el neumático pinchado, pero antes de subir tu coche en el gato te recomiendo aflojar levemente las tuercas. Procede a subir el coche en el gato, y así podrás terminar de retirar las tuercas del mismo para que puedas tener el lugar listo para hacer el cambio.

Es indispensable que, cuando bajes la rueda la coloques debajo del coche para que evites cualquier tipo de accidente que pueda ser causado por una falla del gato. Después, simplemente tendrás que ir por el neumático de repuesto para hacer el cambio.

Coloca la rueda de repuesto

Es necesario que coloques la rueda de repuesto en su lugar, y procedas a atornillar las tuercas lo más firme que puedas para dejar la rueda fija. Una vez que hagas esto, debes retirar el neumático que está bajo el coche, y proceder a bajar el coche del gato.

Cuando el coche esté en el suelo, es necesario que aprietes nuevamente las tuercas para que queden firmes y puedas evitar cualquier tipo de accidente. Una vez que termines el procedimiento, será el momento de guardar todas las herramientas y continuar con tu camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.